Maine Company está en movimiento: máquinas Peterson, principal proveedor de asistencia para J.D. Raymond Transport

30 de octubre de 2015


Maquinarias Maine creció y diversificó su negocio al sumarse a la industria de productos forestales; Peterson es un proveedor principal de trituradores y astilladoras.

 Peterson 5710C Horizontal Grinder Reducing Whole logs

Por Tim Cox www.TimberLineMag.com

DOVER-FOXCROFT, Maine - J.D. Raymond Transport está en movimiento mucho más de lo que se imagina.

No se deje confundir por su nombre. La compañía brinda servicios de transporte en camiones. No obstante, es también una empresa de productos diversificados de silvicultura que está creciendo tanto de forma orgánica como por adquisición.

La compañía, que opera en Maine y Massachusetts, se especializa en las tareas de triturado y astillado para la elaboración de productos de fibra de madera, las cuales representan aproximadamente el 75 por ciento de sus ingresos. La compañía deposita su confianza en seis máquinas Peterson fundamentales para las operaciones de triturado y astillado de fibra de madera.

La compañía está dirigida por John Raymond, de 43 años, quien creció en Dover-Foxcroft —aproximadamente a 35 millas al noroeste de Bangor— y que ahora convirtió este lugar en la sede central de su empresa. J.D. Raymond Transport desempeña operaciones de tala forestal, astillado y triturado. Además, John acaba de obtener una licitación para la preparación de terrenos en Massachusetts que llevará a cabo con su compañía. Aparte de las oficinas en Dover-Foxcroft, la compañía cuenta con un almacén y taller de mantenimiento en Bangor y tres almacenes en Massachusetts. Sus operaciones emplean a 65 personas en dos estados.

En Maine, la compañía produce alrededor de 200 cargas de biomasa —aserrín y astillas de madera— por semana y aproximadamente 50 cargas de madera para celulosa o madera para serrar.

En Massachusetts, la compañía opera tres almacenes donde acopia y procesa la madera para convertirla en mantillo que luego se vende al por mayor. Sus almacenes están ubicados en Peabody, a menos de 20 millas del norte de Boston, Westford, que se encuentra aproximadamente a 35 millas hacia el oeste, y Bellingham, a alrededor de 45 millas al sudoeste de Boston. Las operaciones en Bay State emplean alrededor de 18 personas.

John comenzó a conducir un camión a los 22 años desde principios y hasta mediados de 1990. Trabajó para otra compañía en Corinth conduciendo un camión con semirremolque, y luego pasó cinco años transportando combustible para una compañía de Dover-Foxcroft.

Fundó su propio negocio en 1999. Adquirió un camión y firmó un contrato con U.S. Liquids para transportar lodo desde una planta de tratamiento de agua residual en Massachusetts hasta Plymouth, Maine. Después de tres meses, compró un segundo camión y contrató un chofer. Al cabo de dos años, era dueño de una flota de ocho camiones que brindaban el mismo servicio de transporte a U.S. Liquids.

Cuando su contrato se venció, decidió invertir en algunos remolques live floor y comenzó a transportar corteza y astillas. En 2002, incorporó las operaciones de triturado con Glenn Collin: comenzaron a procesar bloques de cedro de pequeños aserraderos familiares para proveer a vendedores de mantillo de Massachusetts y Rhode Island. A partir de ese momento comenzó a producir productos de fibra de madera y a prestar servicios de triturado para otros clientes.

En la actualidad, la compañía de John suministra combustible de biomasa a fábricas de papel y celulosa y centrales eléctricas de Maine, una tarea que inició en 2002 pero que comenzó a desarrollar con mayor seriedad luego de invertir en una máquina Peterson en 2004. Las operaciones de Maine se llevan a cabo dentro de un radio de aproximadamente 100 millas de Dover-Foxcroft.

Peterson 4310B Drum Chipper With the Crew

La compañía tiene aproximadamente 10 empleados que trabajan en dos equipos de tala forestal recolectando madera en tierras de propiedad privada a unas 50 millas de su sede central en Maine. La región cuenta con una variedad de árboles de madera dura y de coníferas, comenta John. La compañía utiliza ambas para producir combustible de biomasa dado que los contratos no especifican el uso específico de madera dura o de coníferas. La especie de coníferas que más abunda es el abeto, y entre las especies de madera dura es posible encontrar álamos, hayas, arces y abedules.

El mantillo es una parte importante de las operaciones de la compañía ya que representan aproximadamente el 50 por ciento de los ingresos. El combustible de biomasa aporta otro 25 por ciento de los ingresos. La madera para serrar y la madera para celulosa representan aproximadamente un 10 por ciento, y lo restante corresponde al transporte en camiones.

Peterson Horizontal Grinders regrinding mulch

John confía plenamente en las máquinas Peterson para las tareas de triturado y astillado, y también hace lo propio con Barry Equipment, distribuidor de productos Peterson para el área del noreste con sede en Massachusetts.

J.D. Raymond Transport está equipado con cinco trituradores de oruga Peterson modelo 5710C y dos astilladoras de oruga Peterson modelo 4310B. Tres de los trituradores Peterson se encuentran en los almacenes de Massachusetts: dos en Peabody y una en Bellingham. Las otras máquinas se utilizan en Maine. Las excavadoras Doosan, también adquiridas a Barry Equipment, se emplean para cargar material en los trituradores y astilladoras.

Tanto los trituradores como las astilladoras se usan para producir material de combustible. La compañía compra árboles en pie y procesa árboles enteros para transformarlos en astillas para la producción de combustible. También trabaja con contratistas y terratenientes locales talando árboles y procesando sus copas y ramas para transformarlas en combustible de biomasa. Los trituradores Peterson están preparados para realizar cambios de tamiz al instante y producir una variedad de productos comercializables.

Peterson 5710C Horizontal Grinder Reducing whole logs

La relación de John con Barry Equipment y su propietario, Tom Barry, y Peterson es el resultado de un encuentro ocasional que tuvo lugar en 2004 en una popular parada de camiones cerca de Bangor. Tom transportaba un triturador horizontal Peterson que había presentado en Fort Kent, a casi 200 millas directamente hacia el norte de Bangor, cerca de la frontera con Canadá. John y Glenn estaban en la parada de camiones esperando la llegada de unas piezas para un triturador de cubo. Cuando Tom entró, se acercaron a mirar la máquina de Peterson.

"Nos trepamos a ella por donde pudimos", recuerda John. Cuando Tom salió de la parada para camiones, John y el otro sujeto comenzaron a bombardearlo con preguntas. John conocía la marca Peterson, aunque nunca había visto de cerca un triturador horizontal Peterson.

"Hemos estado utilizando máquinas viejas", dijo John, "máquinas que requieren muchas reparaciones". De hecho, a fin de cuentas la empresa de John perdió $200,000 en los primeros dos años durante los cuales incorporó operaciones de triturado debido a las costosas reparaciones y tiempos de inactividad. No se trata de haber gastado $200,000 en reparaciones; es, en realidad, una pérdida de $200,000.

Pocos meses después, Tom volvió para presentar el modelo 5410 del triturador de oruga Peterson. Era una máquina que la compañía de Tom le había vendido a R.J. Cobb, un contratista de Massachusetts. En enero de ese año, John adquirió la empresa de R.J. Cobb.

John continúa confiando en los equipos Peterson. "Son los mejores", afirma, tanto en productividad y durabilidad como en costos operativos. "Realmente hemos tenido muy buena suerte con ellos".

"Siempre le digo (a Tom) que soy su mejor vendedor", bromea John. En cuanto al servicio para las máquinas Peterson, el personal de Barry Equipment brinda asesoramiento por teléfono para la resolución de problemas. "Si lo necesitan, vienen a vernos", afirma John, "aunque no pasa muy a menudo".

"Lo que nos agrada de Barry Equipment", explica John, "es que no se trata solamente de vender… Realmente desean que tengas éxito".

"Puedo llamarlo a Tom a la una de la mañana", afirma. "Contesta el teléfono y me brinda su ayuda".

"A la una de la mañana", agrega. "Lo he hecho antes, y en muchas ocasiones".

Al preguntarle si a Tom le agradó recibir su llamada a la 1 a. m., John dijo: "Sin duda, aunque tal vez se haya puesto de mal humor", añadió rápidamente.

Es por ese tipo de asistencia al cliente que Barry Equipment ganó el premio al distribuidor del año de Peterson en 2013, segundo año consecutivo que la compañía de Tom obtiene el premio.

"Su apoyo una vez realizada la venta es insuperable dentro de nuestra industria", afirma Brian Gray, gerente de ventas del este de Peterson, "y la dedicación, el enfoque y la visión de Barry para con la línea de productos de Peterson, y los mercados a los que servimos, lo convierten en un socio increíble a la vez que marcan un nuevo nivel de desempeño para los distribuidores".

El premio destaca el compromiso que Barry Equipment tiene con sus clientes, afirma Charlie Bagnall, representante de ventas de Peterson para la región del noreste. "Barry Equipment lo tiene todo", afirma. "Ofrecen equipos, consejos y asistencia superior para sus clientes".

Barry Equipment se estableció en 1985 como distribuidor de equipamiento y servicios de propiedad y operación familiar. Ubicada en la zona central del sur de Massachusetts, Barry Equipment ofrece sus productos y servicios a clientes de toda Nueva Inglaterra y el este de Nueva York. Su especialidad son los equipos que se emplean en tareas de triturado y astillado para las industrias de fabricación de biomasa, papel y mantillo además de la industria de la construcción.

Además de representar a Peterson, Barry Equipment es distribuidor de Doosan, Rotobec y Edge. Doosan fabrica excavadoras y otros equipos, Rotobec fabrica tenazas y cargadoras para aplicaciones forestales, y Edge se dedica a los equipos transportadores y de manipulación de materiales, como tamices de tambor y máquinas para tareas de carga y almacenamiento.

Además, John ha sabido entablar una buena relación con Peterson. Su contribución fue de gran utilidad cuando Peterson actualizó el triturador modelo 5410 con la versión 5710C. "Básicamente, Peterson escuchó nuestra opinión a la hora de implementar mejoras", afirma John.

"Eso es lo bueno de Peterson", añade John. "Escuchan al cliente y realizan cambios". Las mejoras que recomendó incluían, por ejemplo, un transportador de velocidad variable y una oruga de mayor velocidad. John le transmitió sus sugerencias a Tom y a su personal de servicio, y en ocasiones también las compartió con el personal de Peterson a través de conferencias telefónicas. "La opinión de John con respecto al diseño de las máquinas es invaluable: las condiciones de Maine exigen al máximo los equipos y la experiencia de J.D. Raymond influye definitivamente en el diseño de las máquinas", afirma Michael Spreadbury, gerente de márketing de Peterson. "Nos sentimos realmente afortunados de contar con un distribuidor tan confiable como Barry Equipment y de tener clientes tan increíbles como John: es una sociedad en la que todos nos ayudamos mutuamente".

Con sede central en Oregón, Peterson Pacific Corp fabrica equipos industriales como trituradores horizontales, astilladoras, descortezadores con mayales de cadena, camiones con soplador y remolques, y tamices. La compañía cuenta con la representación de distribuidores en todo EE. UU. y Canadá, e incluso en el exterior.

Peterson fabrica una completa línea de trituradores horizontales que incluye desde modelos eléctricos fijos y portátiles hasta máquinas portátiles y de oruga diseñadas y construidas para utilizar en el bosque y en los almacenes de madera.

El triturador de oruga Peterson 5710C cuenta con un motor C27 o C32 Caterpillar y ofrece la más alta relación potencia a peso de todos los trituradores de Peterson. Con una boca de alimentación de 60 pulgadas por 44 pulgadas combinada con el rodillo de alimentación de gran elevación de Peterson, puede reducir fácilmente una amplia variedad de materiales, incluidos tocones.

El triturador de oruga Peterson 5710C incorpora el sistema de liberación ante impactos de nueva generación que permite el ajuste constante del tamaño del producto y brinda una mayor protección contra la materia prima contaminada con un menor consumo de combustible. El área de reja de gran tamaño y el sistema de rejas múltiples de cambio rápido permiten que la máquina produzca una amplia variedad de materiales terminados según especificaciones precisas. El sistema de control y el sistema de alimentación totalmente ajustable pueden optimizarse para una gran variedad de materiales; el sistema de control permite resolver problemas y realizar autodiagnósticos con facilidad. Otra de las innovaciones es el sistema de almohadillas de uretano para permitir el movimiento del rodillo de compresión y el eje flotante de la caja, los pasadores de corte por encima de la almohadilla y el circuito de detección que detiene el motor para ayudar a proteger el eje de daños catastróficos provocados por fuertes impactos.

Cuando adquirió R.J. Cobb, John pudo conservar a todos los empleados menos uno. La adquisición posibilitará la expansión de la compañía y permitirá aumentar el suministro de materias primas. Anteriormente, la compañía le compraba material a cerca de 50 servicios forestales de Massachusetts a fin de contar con materia prima suficiente para sus operaciones de mantillo. La división de preparación de terrenos quitará "casi cualquier cosa", afirma John. Uno de sus trabajos el año pasado requirió la limpieza de terrenos para la implementación de un proyecto de energía solar. En este momento tiene tres trabajos en curso.

Las previsiones comerciales para los próximos cinco años "lucen bastante prometedoras", afirma John.

Quiere que sus empleados tengan cierto nivel de confort y seguridad. "Cuando compran una casa o buscan servicios de cuidado, desean estar cómodos", afirma. "Se sienten seguros".

"Buscamos conservar a las mejores personas y las tratamos como parte de nuestra familia", comenta John. "Para nosotros, realmente lo son".

Su compañía paga el costo total del seguro de salud grupal de sus empleados. "Intentamos tratar bien a nuestra gente", afirma. A los trabajadores también se les pagan los días feriados y las vacaciones. Además, la compañía acaba de agregar un plan de jubilación 401(k).

Kerri, la esposa de John, trabaja en la oficina y se encarga de todas las cuentas por cobrar y por pagar. En la oficina trabaja junto a otras dos personas.

La función diaria de John en el negocio "depende de quién llame primero", bromea.

"Mantengo todo en marcha", añade. Supervisa el avance de los trabajos en curso, se reúne con clientes y cierra nuevos negocios. La mayoría del tiempo trabaja desde su camioneta con el teléfono celular. "Me la paso hablando por teléfono", comenta. También visita las operaciones de la compañía en Massachusetts cada semana.